Realiza tus mejores compras en Internet sin sacrificar tu seguridad

Cuando nos paramos a pensar como se imaginaba el futuro la gente hace tan solo treinta o cincuenta años, nos damos cuenta de que la sociedad actual poco tiene que ver con sus hipótesis. Algunos pueden sentirse defraudados con el presente, ya que en base a aquellas imaginaciones todos deberíamos desplazarnos en coches voladores y buena parte de nosotros deberíamos vivir en ciudades situadas en la Luna o en Marte. Sin embargo, no son menos asombrosos los avances tecnológicos que hoy en día pueblan nuestra vida de forma cotidiana y que no eran siquiera vislumbrados de forma parcial por los autores de ciencia-ficción más fantasiosos. Sin duda, el campo más revolucionario ha sido el de la comunicación, siendo Internet el avance más espectacular.

Gracias a la red de redes no solo podemos hablar y ver a un amigo que vive a miles de kilómetros o tener de forma instantánea acceso a la película o libro que queramos, también podemos trabajar desde casa o comprar un celular a una tienda de Corea del Sur sin abandonar nuestro salón. Quizás este último punto, el de las compras online, sea uno de los más útiles de Internet, porque realmente ha provocado que las compras se democraticen entre todos los habitantes del planeta. Ya no importa donde estamos nosotros, el producto que queremos comprar o la tienda que nos lo suministra, solo tenemos que preocuparnos de tener un dispositivo conectado a la red, ya sea una computadora o un celular inteligente, y el dinero suficiente para pagar el producto. Del mismo modo, las compras online también son útiles sin recurrir a productos exóticos, ya que nos permiten rápidamente comparar el precio del mismo servicio, ya sea encontrar autos usados o casas en venta en La Paz, todo sin salir de casa.

Pero aunque podamos señalar tantas ventajas respecto a las compras online, no podemos olvidar que no todo es tan perfecto como sería deseable, ya que Internet es un medio relativamente nuevo y con un control algo difuso en algunos aspectos, más cuando hablamos de operar con dinero real. Afortunadamente, la mayoría de los estados vigilan que las compras online sean lo más seguras posibles, algo a lo que nosotros podemos ayudar recordando una serie de principios básicos a la hora de comprar algo por Internet. Con la ayuda de estos consejos, seguro que podemos sacarle el máximo partido a las compras online sin sacrificar un ápice de seguridad.

  • Protege tu identidad en la red. En Internet lo único que existe en la información, por lo que nosotros, como usuarios, existimos en base a datos con los que nos podemos identificar, ya sean estos nuestros datos bancarios o un perfil de usuario protegido mediante una contraseña. Si perdemos esta información, cualquiera podrá comprar a nuestro nombre, por lo que no se debe compartir ni enviar nunca de ningún modo. Lo recomendable sería usar dicha información delicada solo en nuestra computadora personal.
  • Evita a los criminales virtuales. Desgraciadamente, además de los peligros clásicos a la hora de perder información, Internet presenta sus propias amenazas, siendo la más peligrosa la protagonizada por los piratas informáticos. Estos criminales pueden introducirse en nuestros equipos personales o en los servidores de las páginas webs. Para evitarlos, basta con introducir nuestros datos solo en webs seguras, reconocibles porque su dirección comienza por “https://”; y no descargar o instalar programas o archivos que no parezcan del todo confiables.
  • Lee a fondo antes de comprar. Una de las grandes diferencias entre las compras online y las compras en tiendas físicas radican en el papel del comprador, ya que en Internet el consumidor es mucho más activo. En las tiendas online no tenemos dependientes a los que consultar nuestras dudas, por lo que antes de pagar nada debemos leer con atención tanto las características del producto que queremos comprar como las propias condiciones de la venta y el envío del producto.
  • Apóyate en otros internautas. Una de las grandes ventajas de Internet es que se trata de un medio muy vivo con una fuerte participación de sus usuarios, quienes continuamente producen información muy útil para el resto de los internautas. Así que no es difícil encontrar reseñas y críticas de tiendas online y webs de anuncios online en las que los propios internautas cuentan su experiencia como compradores, una información muy útil que podemos usar si tenemos alguna duda sobre la fiabilidad o el servicio de alguna web concreta.
  • Busca herramientas complementarias. Además de nuestras propias preocupaciones, podemos buscar una serie de ayudas que hagan nuestras compras online aún más seguras. Podemos encontrar desde servicios de pago solo para Internet, como es el conocido servicio Paypal, o herramientas propuestas por los propios bancos, desde tarjetas numéricas para compras online no asociadas a nuestra cuenta corriente hasta servicios de aviso de cobros mediante mensajería celular.